Consiste en una serie de juegos con el fin de promover el pensamiento creativo y la agilidad mental. Durante el taller se explica y se enseña como crear un personaje y una historia a través del uso de tus emociones. Es aquí durante el momento de la creación de la historia y el personaje que se da el proceso de sanación en cada individuo. El participante es retado de diferentes maneras por el uso de juegos creativos para fomentar salir de la zona de comfort (cómoda). Hay varios juegos desarrollados para el mismo taller no todos se utilizan siempre, pero si varían de taller a taller. Durante el taller se utiliza uno de los cuentos de mi libro “El alma del horizonte” para explicar como las emociones cogen vida en diferentes personajes, además de las partes narrativas y recursos literarios que existen para ponerlos en práctica durante el mismo taller. El participante se lleva el cuento que realizó, puede participar en la publicación del su cuento a través de mi blog: Transfórmate Creativamente. 

El próximo taller vivencial: Transfórmate con la Escritura Creativa es *17 de Septiembre de 2016

Hora: *9:00 a 1:30PM en la Esfera Dorada en Cupey. Para reservar espacio y pagar por ATH Móvil 787-610-5433/ transformatecreando@gmail.com

Inversión: $97.00 por persona (Venta del Madrugador AHORRO $30.00) incluye todos los materiales.

*En este taller los participantes podrán desarrollar un personaje estrella y su historia.

El personaje ganador se exhibirá en este web de forma permanente.

Los demás tienen la opción de participar

en la colección semanal que se pública aquí todos los martes.

"Hola Kathia. Gracias por el taller de hoy. Fue mi mejor terapia y regalo. Lograste sacar de mi lo que sentía que no tenía. Los juegos, los entremeses, la dinámica, en fin, te botaste." Chiqui Lamboy, 2015 - Creadora muñecas Cundeamores

“El taller y Kathia me ayudaron a superar mis miedos y vencer el temor, salí llena de esperanza para publicar mi novela. ¡Me empoderé!” - Ingrid Negroni, autora La leyenda del Tenis

“Me gustó el taller me abrió a un mundo que jamás pensé alcanzar y superé el miedo a la escritura y me estoy expresando mejor.” - Suzette Morell, Estudiante 

 

El pasado sábado 30 de enero estuve ofreciendo el taller Transfórmate con la Escritura Creativa junto  a cuatro mujeres maravillosas y llenas de emoción, pasión y energía para transformar sus circunstancias y ver un mundo lleno de aventura, paz y serenidad en su entorno. Las chicas decidieron dar la milla extra en cada uno de los juegos y trazar su propio sendero para alcanzar sus sueños. La ganadora del cuento esta vez fue Mariangely Nuñez Fidalgo, ella escribió la historia de  Mahina, la estrella fugaz. Dibujo cortesía de Kathia Alsina, inspirado en una de las escenas del cuento. 

IMG_0149IMG_0149 Mahina, la estrella fugaz

    Mi nombre es Mahina, que significa "luz de Luna", aunque soy una estrella... fugaz. Mi hogar siempre estuvo en el firmamento, desde allí siempre brillaba, sobre todo, en los instantes más oscuros. Allá arriba jugaba con los rayos de otras estrellas y, también, alumbraba hacia abajo, donde estaba el mar y la tierra. Me encanta moverme, crear juegos de luces y brillar esperanzas con estelas que incitan sueños y deseos. A menudo me preguntaba como sería vivir en otro espacio, en otro lugar, me despertaba la curiosidad. Hasta que un día me lancé hacia la aventura y hacia el mar. Inmediatamente, comencé a flotar y a nadar; sentía la espuma de las olas haciéndome cosquillas en el cuerpo. Un día dejé de nadar para dejarme fluir con la marea. Poco a poco ésta me fue acercando a la orilla y desde ese otro ángulo, ¡vi el sol!

Mahina_Estrella fugaz_MNF7Mahina_Estrella fugaz_MNF7

    Sentí la textura de la arena y los destellos que creaban las gotas en mi cuerpo junto a la alegría sandunguera de los pequeños prismas diseñados por los rayos del sol. Un día, advertí un león que paseaba por la playa, algo que no era común. Lo observaba a distancia, desde un uvero, y al parecer me entretuve con otra cosa, ni sé por cuanto tiempo, cuando de repente sentí una voz grave que me inquirió: ¿Dónde has estado todo este tiempo? Se me había acercado con todo sigilo porque no me di cuenta... Y le dije: "De aventura por la vida". Sentía miedo de que el león me fuera a herir y salí de allí brincando más que rauda y fugaz. Pero el león comenzó a jugar con mis destellos de luces y colores. Brincaba al ritmo de mis brincos y destellos, como si juntos estuviéramos bailando con todo el fragor del ritmo caribeño. Riéndome y aún aprehensiva, él me calmó: "Tranquila, soy un ser de paz; protejo y defiendo a los demás animales que viven en la selva. ¿Por qué le haría daño a un ser tan hermoso y especial como tú?" Y me tomó en su garra. Justo en ese momento, se iluminó el rubí que llevó en mi centro y dejó un intenso reflejo de luz carmesí en la garra del león. Finalmente se despidieron y el león se en viajó hacia su selva. 

    Cada día que pasaba, el intenso reflejo de la estrella continuaba en su garra. Se lamía, y para secar la saliva de su garra la acercó a su pecho... y algo mágico pasó: la luz carmesí de la estrella intensificó la luz del corazón del león. Fue entonces cuando el león lo vio todo claro. Todo, sus deseos, sus sueños... la reconoció.

FIN

©Mariangely Nuñez Fidalgo, 2016 - cuento creado como parte del Taller Transfórmate con la Escritura Creativa